• Home
  • Las Preguntas del Rito: ¿Hay una Teología del Diseño del Piso de la Iglesia?

Las Preguntas del Rito: ¿Hay una Teología del Diseño del Piso de la Iglesia?

P: ¿Hay una teología del diseño de pisos de iglesia?

R: Aunque al principio parezca sorprendente, los pisos de las iglesias son una parte potente del sistema de símbolos de un edificio de iglesia, que es en sí una imagen visible de la Jerusalén Celestial, el lugar de verdadero culto que incluye el cielo nuevo y la tierra nueva mencionados en el Libro de Apocalipsis.

Un piso de la iglesia significa realidades teológicas de tres maneras principales. Primero, el cielo se describe como una ciudad con muros y puertas de oro y cubiertas de gemas, lo que indica la gloria de muchas piedras vivas reunidas en la imagen de Cristo mismo. De manera similar, las calles de esta ciudad celestial se describen como «oro puro, resplandeciente como cristal» (Apocalipsis 21:21). Caminar en el suelo de una iglesia, entonces, es caminar sacramentalmente por las «calles» del cielo que conducen a Cristo entronizado. En la gran tradición se han utilizado materiales finos y colores similares a gemas dispuestos en patrones cuidadosamente diseñados para significar estas calles glorificadas.

En segundo lugar, esta misma elección de material y patrón puede indicar la importancia teológica de diferentes partes de la iglesia. Del mismo modo que el altar en sí debe recibir los materiales más preciosos y la mejor mano de obra porque simboliza a Cristo mismo, el material para el suelo del santuario debe ser el más rico y cuidadosamente diseñado de toda la iglesia (pisos de madera o mármol de alta calidad, por ejemplo). Se usarían materiales menores y diseños más simples en la nave, debajo de los bancos y en el nártex, cada uno de acuerdo con su dignidad inherente. De manera similar, se especificarían patrones de piso elaborados en torno a puntos focales importantes de la acción litúrgica y de devoción: el altar, el baptisterio, el tabernáculo y los santuarios, por ejemplo.

Por último, se debe prestar especial atención a los pasillos primarios de una iglesia. En los ritos de la Iglesia, el laico se acerca al santuario para recibir la Sagrada Comunión en lo que se llama la «Procesión de la Comunión», y es de hecho parte de la acción ritual como otras procesiones. Como tal, el suelo del pasillo de una iglesia indica el camino privilegiado de la Iglesia peregrina anticipando el banquete celestial a través de los sacramentos. Es un camino diferente a cualquier otro camino y, como tal, recibe un diseño y materiales cuidadosos y elevados.

Una cuestión clave para cualquier decisión sobre los pisos de la iglesia es que deben tener un carácter eclesiástico. Las alfombras institucionales o los azulejos de aspecto doméstico tienen dificultades para proporcionar carácter eclesiástico porque no son buenos indicadores de perfección celestial. Sin embargo, el suelo de una iglesia no necesita estar cubierto de cruces o símbolos eclesiásticos para ser eclesial. Cuando el piso de una iglesia indica orden, resplandor en forma de gema, permanencia y gloria escatológica, será adecuado para una iglesia porque significa el reino celestial y contribuye al simbolismo del edificio de la iglesia en sí.

Respuesta de Denis McNamara

Dr. Denis McNamara es Profesor Asociado y Director Ejecutivo del Centro de Belleza y Cultura del Benedictine College en Atchison, Kansas, y co-director del galardonado podcast » The Liturgy Guys.»

Leave A Comment